El camino a la felicidad de Sonja Lyubomirsky

Sonja Lyubomirsky
“Los mitos de la felicidad”

Su primer libro “El Cómo de la Felicidad” (2008) ya dio mucho que hablar. Ahora, esta profesora de psicología de la Universidad de California (Riverside) regresa con su nueva obra “Los Mitos de la Felicidad”. Sonya Lyubomirsky se ha convertido en estos últimos años, en una de las figuras más visibles y máximas autoridades de la psicología positiva.

Su labor pionera en esta área de la psicología ha sido total desde 1989. En ese periodo la felicidad era considerada un tema confuso, nada científico. No era estudiada de la manera rigurosa en la que lo ha sido estos últimos años.

 

 

En “The How Of Happiness”, la psicóloga estableció cuales son los Factores de influencia de los niveles de felicidad:

  • El más importante es el factor genético, que influye en un 50 % de nuestra felicidad.
  • Un 40 % depende de nuestra propia intención, del autocontrol. El libro de Lyubomirsky es básicamente un desarrollo de este factor variable. Las estrategias para ser felices, tratadas por la autora en la obra, están diseñadas para tratar ese 40 % de la felicidad que nosotros generamos/construimos y que no nos viene dado por factores familiares.
  • Las distintas circunstancias, situaciones y sucesos de la vida conforman el 10 % restante de la felicidad.

En su nuevo libro la autora propone enseñarnos a ser más felices, demoliendo los mitos y suposiciones falsas en torno al concepto de la felicidad. Para Lyubomirsky no hay “soluciones mágicas” para ser feliz. Esos “trucos fáciles”, que tanto gustan a los americanos sencillamente no existen, y como cualquier otra cosa importante en la vida la felicidad hay que trabajarla duro.

7 mitos sobre la felicidad:

1-        “Seré feliz cuando esté casado con la persona adecuada” Aunque el matrimonio nos hace en principio felices, el problema es que muchas veces no nos hace tan intensamente felices como pensábamos. De hecho, los más recientes estudios sobre el matrimonio indican que la explosión inicial de felicidad del mismo dura solo 2 años.

2-        “No seré feliz cuando acabe una relación amorosa” Sobre todo es el miedo a estar solo. También el miedo al divorcio. Sin embargo el punto más bajo de felicidad se produce dos años antes de consumirse el divorcio. Y cuatro años después de la separación, los divorciados en muchos casos son más felices de lo que lo fueron durante su unión.

3-         “Necesito un compañero/a” Parece que el estar solos nos condena a la infelicidad de por vida. Sin embargo múltiples estudios han demostrado que los solteros no son menos felices que los casados. Tienen más tiempo para cultivar amistades y aficiones. El miedo a estar solos nos puede llevar a una relación sentimental pobre e incluso forzada.

4-        “Encontrar el trabajo de mis sueños me hará feliz” El problema es si ese trabajo aparentemente perfecto no nos hace tan felices como esperábamos o que el periodo de felicidad que nos proporciona sea breve.

5-        “Seré feliz cuando sea rico y famoso” Sin embargo esa felicidad puede resultar difícil de alcanzar o de corta duración, y eso nos puede llevar al decaimiento e incluso a la depresión. Además, cuando hemos logrado muchos de nuestros propósitos podemos caer en el aburrimiento e incluso en el vacío.

La clave para conseguir la felicidad estribaría más en lo que hacemos con nuestro éxito, que en el éxito per se que tengamos.

6-        “Nunca me sobrepondré a un diagnóstico médico muy malo” Es difícil creer que ante la confirmación de los peores temores sobre nuestra salud, podamos sentir inicialmente otra cosa que no sea desesperación y tristeza. Sin embargo, no tenemos por qué dejarnos llevar por la autocompasión. La ciencia demuestra que tenemos el poder de decidir lo que nuestra experiencia es y no es, y podemos enfrentarnos a la enfermedad de forma positiva, de cara a intentar combatirla y superarla. También es muy importante nuestra fe en la medicina y en la religión o espiritualidad.

7-        “Los mejores años de mi vida han terminado” La felicidad lejos de ir a menos con el paso del tiempo, como es creencia generalizada, puede aumentar al cumplir años. Actualmente la esperanza de vida es mayor, en muchos casos las personas mayores están más satisfechas con sus vidas que las jóvenes, experimentan emociones más positivas y su experiencia emocional es más estable y menos sometida al estrés.

Estudios recientes han señalado que el pico de la experiencia emocional positiva se produce a los 64, 65 y 79 años, respectivamente. Esto se debe a que las personas cambian su perspectiva sobre la vida, al darse cuenta de lo limitado de su tiempo. Muchas personas a medida que se van haciendo mayores establecen mejor sus prioridades, obteniendo un mayor disfrute.

Por lo tanto, y a modo de conclusión, no todo lo positivo (matrimonio, hijos, trabajo, salud) genera necesariamente felicidad, y no todas las circunstancias adversas conducen a la infelicidad. La adversidad puede ser acicate para renovarnos, crecer y ser más felices y, por paradoja, podemos no serlo tanto en condiciones más favorables.

Podemos cambiar nuestras vidas simplemente cambiando nuestras actitudes mentales. Hallar la felicidad está en nuestra mano, hay que buscarla y trabajarla.

Aquí puedes leer el artículo de presentación de su libro en Psychology Today, y en el siguiente link una entrevista de la autora.

 

Jesús Sanz Morales para Escuela Acestrés

Etiquetas:

No hay comentarios

Comentar